11.11.08

Olvidarte, Campeche

¿Olvidarte, Campeche? Jamás.
Tu mar perdurará en mis ojos,
y aunque sin ojos me quede,
Campeche: perdurarás.

Y ustedes que han sido
mi alegría, mi tormento
y mi desvelo, aquí están:
léanse en esta tinta,
léanse en mi memoria,
en mi corazón y mi eternidad.

¿Olvidarlos, Campeche? Jamás.
Sus ojos perdurarán en mi mar,
y aunque sin mar me quede,
Campeche: perdurarán.

1 comentario:

Rous dijo...

"la cuna es inolvidable, tanto para el que nace y crece, como para el que convidado, se impregna de su aroma"

M. Rous...

ánimo... buen día. :)