1.12.08

De unos besos

Una vez quise olvidarte.
Tracé un plan que consistía en no pensarte
y que el tiempo hiciera lo demás.

Mi argumento cuestionaba:
¿cuánto tiempo duraría el recuerdo
de una noche, de unos besos,
de un amor que fue y ya no será?

*

Una vez quise olvidarte y fracasé.
No logré dejar de pensarte
ni el tiempo hizo lo demás.

Es por eso que ahora escribo este poema,
en memoria de esa noche, de esos besos,
de ese amor que fue y ya no será.

14.11.08

Lluvia de paz u "O"

Esa tarde caminaba entre la lluvia de paz,
sentí que salpicaban espinas de ansiedad.

Y las espinas desgarraban mi alma
y las espinas desangraban mi ser
y las espinas me mataban... me mataban.

Sabía que esa lluvia y que esa paz eran tu ausencia.
Sabía que tú faltabas, que faltaba tu tibieza...

11.11.08

Olvidarte, Campeche

¿Olvidarte, Campeche? Jamás.
Tu mar perdurará en mis ojos,
y aunque sin ojos me quede,
Campeche: perdurarás.

Y ustedes que han sido
mi alegría, mi tormento
y mi desvelo, aquí están:
léanse en esta tinta,
léanse en mi memoria,
en mi corazón y mi eternidad.

¿Olvidarlos, Campeche? Jamás.
Sus ojos perdurarán en mi mar,
y aunque sin mar me quede,
Campeche: perdurarán.

7.11.08

Me encanta de ti

Me encanta de ti que te conozco tan poco;
tan poco del basto universo que es tu existir.

Me encanta que la vida es corta
y en esta brevedad estás para mí.

En el instante que me dedicas
tu mundo soy yo (yo yo yo).

No falta ni sobra: basta.

Me encanta que eres mi centro,
mi principio


y


fin.


Me encanta de ti que no te tengo ni te tendré,
mitad amor, mitad ilusión
(¿o es el amor pura ilusión?).

Yo sé extrañar.

6.11.08

Tierno brote de ilusión
que nació frente a mis pies.

Y tus ramas se enredaron en mi alma.
Y tus ojos, espinas de flor,
se clavaron en mi corazón.

Un suspiro se tragó el silencio.

Tu sonrisa

Hoy desperté extrañándote.
Al abrir los ojos tu ausencia me golpeó.

Sigues vivo.
En mi memoria y corazón
tu recuerdo se anidó.

Gracias por esa presencia
que alegró los días tristes.
Gracias por ser un amigo
que fue hermano incondicional.
Gracias por ser feliz
y por enseñarme a serlo,
por esa sonrisa de oro
que brilló con la luz de tu corazón,
por la risa de tu alma
que resuena en mis oídos
y revive la emoción de ti.

Sé que ahora estás riendo,
aunque yo llore tú ríes,
y si tú ríes en mí
yo dejo de llorar.

Pero me haces falta ahora,
para volver a verte
no puedo esperar a la eternidad.

No te olvidaría aunque por mi vida
hubieses cruzado un segundo nada más.

Tu sonrisa se grabó en mi mente
y perdurará.
Tu risa, tu voz, tu alegría,
tus ojos dulcísimos...
en mi alma perdurarán.

Instrucciones para besar

1. Manténgase cerca (a una distancia de 20-25 cm.) de un ser similar a usted, es decir, de su misma especie (no es necesaria la distinción de sexo, raza, edad o religión). Puede usted haberlo obtenido previamente mediante los rituales correspondientes a su grupo social o haberlo conseguido de manera espontánea. Es altamente recomendable que el sujeto se manifieste de acuerdo con su deseo.
2. Cumpliendo el primer paso, sujete con el fin de las extremidades superiores al sujeto en cuestión del área corporal que usted prefiera. A modo de sugerencia se indica el área torneada ubicada aproximadamente a la mitad de la altura del cuerpo donde podemos hallar una cicatriz pequeña de aspecto redondo y arrugado a la que se suele llamar ombligo. En este acto acerque ambos cuerpos a una distancia nula.
3. Posteriormente desplace una o ambas extremidades superiores a la región cefálica del sujeto. Acérquese al área facial y encuentre, justo debajo del órgano olfativo, dos montículos carnosos y alargados localizados de forma horizontal sobre la superficie facial, a los que llamaremos con fines prácticos: labios.
4. Enseguida presione estas protuberancias con las que usted debe tener ubicadas en el mismo lugar. Notará cómo la película de piel alrededor de los órganos de la vista los cubre automáticamente. Sentirá un cosquilleo que recorre todo su cuerpo, no se preocupe, es perfectamente normal.
5. En esta posición, friccione el rostro contra el del sujeto mientras aplica presión variable en diferentes puntos de la carnosidad. Aprisione alternadamente los labios de su acompañante entre los suyos; procure absorber los fluidos posibles para evitar una experiencia húmeda y desagradable. Simultáneamente, desplace sus extremidades superiores por la superficie corporal del contrario, deténgase al gusto en las zonas que le resulten más placenteras al tacto.
6. Concéntrese nuevamente en el área de los labios; ábralos para descubrir una cavidad oscura que contiene un músculo rosa, carnoso y húmedo cercado por un par de hileras de pequeños huesos de forma regular cuyo color oscila entre el blanco perla y el amarillo mazorca.
7. Haciendo un esfuerzo con el músculo descrito, desplace la punta de éste sobre los labios del sujeto en forma suave y controlada. Seguidamente introdúzcala en la cavidad rozando la hilera de huesos superior y tocando, finalmente, el músculo rosa, carnoso y húmedo de su acompañante, ejerza presión ligera sobre éste, realice movimientos circulares, de empuje y combinaciones de éstos por un tiempo indefinido. Notará que sus extremidades superiores continuarán desplazándose por la extensión del sujeto comprimiendo los sectores que sean apretujables.
8. Para terminar, retraiga el músculo protagonista en la cavidad destinada para contenerlo y deslice los labios por los del contrario suavemente; culmine con un breve toque manteniéndolos apretados y arrugados.
Puede aplicar la misma técnica en sujetos y áreas diferentes sin importar si encuentra cavidades o no.
Es ampliamente recomendable memorizar este instructivo antes de aplicarlo, pues resultaría muy incómodo detenerse a leerlo entre paso y paso.
Disfrútelo y procure innovar.

24.10.08

Tu ausencia

Hoy desperté extrañándote.
Al abrir los ojos tu ausencia me golpeó.

19.9.08

Gotas

Por las gotas de lluvia en la ventana,
tu imagen mojada.
Empañando el vidrio, tu calor.

Por las lágrimas saladas en mis ojos,
tu imagen mojada.
Empañando el alma, mi amor.

Mil besos se ahogaron en la lluvia,
sueños rotos contra el cristal.
El amor enjaulado en la impotencia
que es más fuerte que el deseo,
que es más fuerte que el metal.

27.5.08

Cristian y el misterio de Winterland

El misterio de Winterland (V)
-¿Esa mujer?-preguntó John
-Sí. La mujer. Mira, o mire; no sé. No sé de donde sacó el nombre de Louis, mi nombre es Rocko, no sé quien es usted, vengo de otro mundo, Winterland. Ese es el lugar de donde viene la mujer que te ama.

John cerró los ojos y los abrió de nuevo.

-Ja,ja. Ni sé quien eres tú. ¿Por qué hace unos segundos te estaba llamando Louis y ahora eres el mensajero que viene a traerme de vuelta a la mujer que amo?

Rocko pensó que eso no tenía ni la más mínima coherencia lo que John había dicho y soltó un poco de aire entre los dientes y luego dijo algo más.

-Pues es cierto. Parece que acabas de despertar de un trance o de una hipnosis, vayamos al grano. Esa mujer fue reina de Winterland hace varios años, por alguna razón en el tiempo aquí apenas han pasado un par de éstos. Ella vino por el espejo, como yo y te amo, pero cuando se enteró que tenías esposa decidió regresar a Winterland.
-Pero... Mi esposa me dejó un día después. Estabamos divorciandonos, no era por ella ni por mi, y tampoco por la mujer. Sólo teníamos algunos problemas.
-Lo sé, lo sé. Escuchame, ella te está esperando, si tu no vas conmigo a Winterland y haces que ella y tu se den otro beso en sus bocas, los habitantes de ahí van a morir de una tristeza eterna que nunca se reparará. Y si no quieres ir...
-¿y si no?
-Voy a tener que obligarte lo juro.

Y cuando Rocko terminó de contarle todo sobre Winterland le dijo.

-Ven conmigo
-Lo haré

Y después dejaron todo en orden. Despidieron a todos los empleados y entraron al espejo; de vuelta a Winterland.



PARA LEER MÁS: www.epocadeletras.blogspot.com

26.5.08

Por Oscar Chávez, como el que canta

El amor duele
y está loco,
pero es tan rico,
tan tranquilo.
Es como una inyección de morfina,
con una ya eres adicto
a pesar del dolor
y el placer desmedido.

14.5.08

Los ritos son necesarios...


- ¿Qué es un rito? -dijo el Principito.
- Eso también es complicado -dijo el zorro-. Es lo que hace que un día sea diferente de otro, una hora de otra hora. Entre los cazadores, por ejemplo, hay un rito. Los jueves bailan con las muchachas del pueblo. El jueves es un día maravilloso. Voy a pasearme hasta la viña. Si los cazadores no tuvieran un día fijo para ir a bailar, todos los días serían iguales y yo no tendría vacaciones.
-------------------------
Ni se imaginan qué necesarios son los ritos ¬¬
Me consta lo necesarios que son. Lo explicaré en base a una experiencia personal, una amarga experiencia personal, muy amarga… más amarga que un limón, más amarga que mi hermana (y vaya que es amargada… cada que chupa un limón, el limón es el que hace muecas).
Tengo un rito… más o menos especial; siempre, día, tarde, noche, antes de levantarme de la PC, lo primero que hago tras apagarla, dejarla suspendida o encendida, es desconectar el cable de corriente; esto lo hago como medida de precaución, pues a una de mis tías se le quemó su PC cuando al dejarla conectada, se fue la luz y le llegó una ligera descarga de corriente a la lap, la tostó y le dejó el display inservible, ésa es la historia. Un día, no muy lejano, por sabrá Ganesha que pasaba en mi mente en ese momento, no desconecté el cable antes de levantarme; era de noche, tenía sueño… iba torpe, lerda… y ¡madres! tropecé con el cable… esta vez… por suerte (¿suerte?) no fui a dar al suelo, como pasa la mayoría de las veces que me tropiezo (eso ya es casi un rito), la que fue a dar al suelo es Lapa… mi lap @_@ sí… entré en pánico… se había apagado… para dramatizar pude haber gritado “Nooooooooooooooooo… ¡¿por qué te la llevaste Aláaaaaaa?!” pero eran las dos de la mañana, no quería que los vecinos se quejaran como en la ocasión que hice la primera fiesta. Con calma, me levanté del suelo, la acaricié y la coloqué en su frágil estante de madera… que también estaba en el suelo, la encendí, funcionaba… nomás fue el susto.
Fui a dormir y pensé. Los ritos son necesarios… tomé mi libro y lo abrí en el capítulo del zorro, mi favorito. Hoy dibujé esta (horrible) imagen, es increíble de dónde llega la inspiración.
Los ritos son necesarios…
Diana Cervera

4.5.08

Estoy triste








30.4.08

Te extraño

Una luna triste que ahonda en mi tristeza;
adornada por un cielo estrellado (que ahonda en mi tristeza).

Un beso que no es, un abrazo que no tiene a quien.
Una caricia perdida en el aire, una mirada que no mira.
Un par de ojos dulces que no encuentran otro.
Mis manos inquietas te buscan, y no estás.

Me duele y no puedo hacer nada más... extrañeza de tu ausencia es lo que siento aunque fue todo tan breve como la vida misma.
Vas por la vida regalando poesía
con ese par de ojos titilantes
que alegran mi triste alma.

Me regalaste un poema de amor
y una despedida.

23.1.08

La rata


Hay una rata en mi casa; por las noches sale de su escondite y se desliza en silencio y con cautela a la cocin
a.
La escucho tiritar de frío, escucho sus pasos, su respiración, pero apenas puedo verla.
La rata pasa frente al espejo y la veo; observo sus ojos brillantes y sorprendidos.
Voy por un vaso de leche, la rata lo bebe, vuelve a su cuarto y me acuesto a dormir.

Porqué amo las vacaciones

Fin de semestre, algunos, mal afortunados, se encuentran hoy pariendo con sus exámenes extraordinarios; otros, como su servidora, se dan la buena vida por haber exentado todas sus materias, y pasan el tiempo haciendo cualquier tontería (como escribir en un blog).

Mis clases, la mayoría del tiempo han sido un fastidio; tengo que levantarme todos los días a las 6 de la mañana, entrar a clases a las 7 y estar de vuelta en casa a las 9 am, una jornada tan breve y a la cual asiste 1 de cada 3 maestros, me parece un desperdicio de muchas cosas, las enumeraré:


1.- Las preciadas horas de sueño (las cuales resulta imposible disfrutar a las 9 am. que regreso a casa, por x o y razón, léase, la televisión con ese horrendo programa "Hoy" a todo volumen, los niños que por alguna extraña razón no están en la escuela, los autos y el sol que entra por mi ventana en calidad de "pienso dejarte ciega, aunque cierres los ojos y te cubras con la sábana".

2.- Los 20 pesos que pago por concepto de 4 viajes en autobús y un néctar del Valle (necesario tras salir mal desayunada de la casa), y eso, cuando por la prisa, no olvido la credencial; entonces, el total asciende a 26 pesos (creo, estudio Literatura, no Matemáticas). El mínimo, multiplicado, da 100 pesos semanales, 400 mensuales y 1200 semestrales (con semestres de 4 meses). Considerando que pago esto por dos horas diarias de clases, he concluido que la educación privada es más barata.

3.- La tarea que marcan los maestros, suele ser desmedida a modo de compensación por sus faltas, y el tiempo y los esfuerzos utilizados en realizarlas, desgastan mi cerebro, dejándome en un punto tal, que cuando quiero escribir algo para ustedes en mi blog, me seco y no puedo escribir más... tomaré un receso ***volví***, es impresionante como esto afecta de manera progresiva y aún sin estar en clases.

4.- Tiempo de sana convivencia con personas normales; quienes estudiamos Literatura no estamos del todo bien, ¿saben?. Les pondré un ejemplo, imaginen a un otaku (sí, esos tipos enfermos por el manga, el anime y Japón), pero de la Literatura (enfermos por García Márquez, Ángeles Mastretta, Mario Meléndez, Jaime Sabines, alguno que otro autor del cuál no puedo recordar -o bien pronunciar- el nombre), ahora, imaginen una convención de otakus (donde se reúnen y se disfrazan de sus personajes favoritos superando el borde de la ridiculez y la falta de amor por uno mismo), pero de literatos (llevando pilas de libros y leyendo hasta cuando van al baño), reunidos, no periódicamente, como una convención, ¡diario! En un principio resulta cómico, después la persistencia da miedo, la rutina fastidia, y a estas alturas, como se llame lo que está ocurriendo, deprime.


Aunque amo la Literatura, su estudio me está llevando a extremos cercanos a la locura, por eso me encantan mis vacaciones, intento relajarme, despejarme, y hacer lo que más me gusta, leer y escribir.

18.1.08

Mi segunda primera vez


Heme aquí de nuevo, en un NUEVO blog...

Malditas "maravillas" de la tecnología, ahora, no me deja entrar a mi blog anterior y el primero, me consoló el hecho de poder crear más de uno, pero me he pasado las últimas horas martirizándome ante el hecho de que el otro blog se quedó con el nombre y la dirección que me costó tanto pensar... "neo-ink", tuve que cambiar el término en latín... pero en fin, no se puede hacer nada con eso... sólo esperar a que lo supriman automáticamente o que se den cuenta de que es mío y ¡me lo devuelvan!

Bienvenidos a mi nuevo blog, prometo aprender a usarlo y hacerlo mejor... acepto críticas y sobre todo sugerencias o indicaciones... =D

Por ahora es todo.






DIANA

Entrada original en: http://neo-ink.blogspot.com/2008/01/mi-primera-vez.html

martes 15 de enero de 2008


Mi primera vez

Qué tal... qué tal...



Estoy sentada frente a mi PC, escribiendo en esta cosa nueva, llamada "blog". Según tengo entendido, es una herramienta de la tecnología que nos permite publicar nuestra vida en internet para que miles de personas tengan acceso a ella desde la comodidad de su hogar (los que tienen PC y acceso a internet desde casa), sino, prepárense para pagar muchas horas de ciber-café, porque se van a hacer adictos a esto, jajaja (y modestia muy aparte).



En este espacio van a encontrar un poco de todo, un poco de mí: lo que me gusta, lo que hago, lo que pienso, mis creaciones (por no decir inventos) y las barbaridades a las que me dedico en mi tiempo libre (que últimamente es mucho).



Les ofrezco mi humilde trabajo, espero que les guste.

















Diana