28.5.15

Adiós de mayo

Me voy con la mitad
de las ganas de quedarme
y un montón de ganas de cuidarte. 
Me voy porque lo has pedido. 

Me voy de
todas las ganas
y los dolores todos,
de los buenos días,
las buenas noches,
los cómo estás,
los te quiero todos,
de las preocupaciones
y las alegrías
que me causabas,

porque necesito
tiempo y espacio
para entender,
para olvidar
que fui feliz
sólo porque quería,
y porque quería
di tanto cuando
mi costumbre hasta hoy
fue nunca dar nada. 

Me voy de mirar atrás,
a vivir en paz,
a que vivas en paz,
a que no te acuerdes,
ni me acuerde de
las ganas,
los dolores todos,
los buenos días,
las buenas noches,
los cómo estás,
los te quiero todos,
las alegrías
y las preocupaciones.

Te dejo ahí encerrado
en ese lugar oscuro
en el que quise hacerte
un poco de compañía.

14.5.15

Par de ojos claros

Eres promesa de todas horas,
par de ojos claros tan ilegibles
(hay tanto arte en un mirada),
ya casi un año y sigues jugando a no irte.