12.12.13

Enero estrenando Camilo

El día más feliz, sin duda. El jueves nos comunicamos con Julieta quien había subido la foto de Milo a BuscaFuska y con Gina Huerta, quien colaboraba en el Albergue de Alba en Huipulco para sacar a sus peques en adopción.
Milo en BuscaFuskaMilo en BuscaFuska 2Milo en BuscaFuska 3Milo en BuscaFuska 4
El viernes juntamos los papeles y fuimos por él. Fue maravilloso verlo por primera vez, todo inquieto, bien feliz, se acercó cuando lo llamé, se dejó acariciar y me dejó pasearlo. Albita quedó feliz, nos dijo que observaba la reacción de los iban a adoptar a sus perros, que muchos no los abrazaban ni los tocaban, que así le había pasado varias veces a Milo y por eso había pasado tanto tiempo en el albergue... ¡qué bueno! Era lo que tenía que pasar para que él y nosotros nos encontráramos y viviéramos felices mucho tiempo.

Después con mucha más calma nos enteramos de que Milo había sido encontrado en la Av. Miguel Ángel de Quevedo junto con su mamá y una hermanita, los demás peques habían muerto atropellados. Mi bebé había pasado más de un año en el albergue, siendo el consentido de Albita, mientras su hermanita y su mamá salieron pronto en adopción.
Los primeros días con Camilo fueron diferentes, mucho, este ser precioso nos cambió la vida.

Le tejí un suéter con mis propias patas.
Link original
Camilo y su primer suéter tejido a mano

Cada vez que nos despertábamos se nos aventaba a lengüetazos.

Y no podía dejar de tomarle fotos porque siempre se ve lindo.


Mi tía propuso crearle una página en Facebook


Luego convertí mi Instagram (y mi Facebook y mi Twitter y mi todo) en el del perro.


Y finalmente, la adopción de Camilo, me hizo comprometerme con los perros, con todos, absolutamente todos y creé la página de Sonrisas Caninas DF, para la difusión de adoptables, después para recolección de donativos y por último me animé a comenzar a rescatar, el inicio muy grande algo muy pequeño. Gracias, Camilo.


No hay comentarios: