5.10.10

2007

Me ha dado por escribir de nuevo en este blog, y todo por los recuerdos y por las saudades. Hoy, en la relectura de mí y en la relectura de ti, veo que esta Diana es realmente diferente a la Diana que algunos conocieron, mas, para desgracia de muchos, en lo profundo de mi ser, entre los cabellos rizados y enredados, sigo siendo yo.
Aún me gusta hacer poesía, pero la inspiración no ha llegado a mí como llegó en los días de las despedidas. Creo que es necesario volver a amar las horas, es necesaria la añoranza del tiempo, querer que nunca termine, es necesario decepcionarse para volver a morir un poco, para escribir un poco, para ser un poco yo perdida en la nostalgia, para ahogarme en esa inspiración de mí de ti que no estás.
Cuando tomé el computador para escribir esta entrada de blog, pensé que hablaría sobre lo que pasa ahora en mi vida, sobre la UNAM, los planes, mi día a día, pero cosas 'sin sentido' han tocado mi mente (y no me importa que casi nadie lo pueda comprender o que puedan sospechar o que puedan imaginar e inventar cosas que fueron o no de mí de ti de nosotros). Finalmente, me parece que un poco de mi ahora es aquel ayer, es aquella nostalgia, es aquella inspiración perdida que gané cuando se fue.