2.9.09

Los mismos de ayer

No somos los mismos de ayer...
El amanecer no recuerda nuestras caras
ni yo recuerdo el cansancio del amanecer.

Hace mucho tiempo que
no somos los mismos de ayer...
Yo no recuerdo nuestro cansancio
y tú recuerdas con cansancio nuestro amanecer.